¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

La cultura tartésica


Según la arqueología la población indígena no tiene sentido del urbanismo, ni de la arquitectura, viven en chozas, hablamos del periodo orientalizante, Precedo dice que a partir del siglo 1000 a. C. Andalucía Occidental se encuentra en el Bronce Final, entre el 900 y el 750 a. C. se produce la fase proto-orientalizante y las poblaciones indígenas conocen el influjo de la costa, la actividad minera alcanza un gran desarrollo, del 750 al 600 a. C. la cultura es ya muy orientalizante, se aporta el torno alfarero y la escritura, en los núcleos de población indígena aparecen objetos fabricados en las costas y muchos artesanos fenicios se instalan en los núcleos indígenas, esta es la llamada Tartessos, es la reacción cultural que las poblaciones indígenas protagonizaron como respuesta a la actividad colonial.
La metalurgia adquiere una gran importancia, podemos ver dos rutas atlánticas, la del Mediterráneo y la de la costa de marfil, las dos son complementarias y el sur de la P.I. es el centro de este comercio mundial, esto con el tiempo podrá llegar a explicar el mito, pero realmente sabemos que hablamos del círculo de Gadir y a esto es a lo que se le llama Tartessos, es la colonización fenicia interpretada desde el punto de vista de los griegos. El verdadero motivo de la grandeza de Tartessos son los metales, pero no hablamos de un solo centro productor, sino que este se extiende por toda la zona denominada como Tartessos, el cobre y el estaño son la base, estos productos proceden del área Occidental de la sierra de Huelva, el estaño de Extremadura y Portugal, pero la demanda es tan grande que resulta insuficiente, por eso se habla de que los tartésicos tenían que buscar el metal fuera (hablamos de los fenicios), se conocen datos sobre la técnica metalúrgica, el broce se fundía en moldes de arenisca, se habla del beneficio de la plata en la Sierra de Huelva, en Río Tinto la cantidad de escoria es de 16 a 20 millones de toneladas, la actividad alcanza su máxima explotación en el VII a. C., las minas eran pozos abiertos en la tierra de poca profundidad y estaban alineados siguiendo la veta del metal, en esas minas encontramos martillos de minero abandonados, el mineral extraído se fundía a veces en la misma mina o en poblados mineros como el de Cerro Salomón en Río Tinto, en San Bartolomé cerca de Almonte, etc. en ellos se aprecia el proceso orientalizante que es paralelo a la industria metalúrgica, este auge orientalizante por lo tanto, se corresponde con un desarrollo económico procedente de la influencia fenicia. Vemos que tenemos una primera fase de abastecimiento local, una segunda fase donde vemos las primeras aportaciones fenicias y resultado de esto tenemos un aumento de la actividad metalúrgica, en una tercera fase apreciamos la inclusión del torno de influencia fenicia y más aumento de la actividad metalúrgica. Apreciamos dos tipos de técnicas utilizadas en San Bartolomé, en la primera el mineral se muele y se coloca al fuego, este proceso da lugar a la separación de la escoria y del regulo o masa compuesta de plomo, plata y oro, el siguiente paso es separar el plomo, esto se realiza sumergiendo la masa en agua con lo que se consigue que el plomo se oxide y se separe de la plata y el oro. La segunda técnica empleada consiste en introducir el regulo o masa en un horno a 1000 o 1200 grados centígrados, el calor hace que parte del plomo se quede en el recipiente y la otra parte se volatilice, utilizan toberas para insuflar el aire. La primera técnica puede ser indígena y la segunda fenicia. Este poblado perdura desde el XI a. C. hasta el VII d. C.  , algunos autores opinan que se encuentra en una ruta comercial que lleva los productos hasta la desembocadura del Guadalquivir, otra ruta iría por el río Odiel y el río Tinto hasta Huelva, esto nos indica que el control o la producción metalúrgica no corresponde solo a un lugar, sino a varios. En el desarrollo de esta siderurgia tenemos objetos del VII y el VI a. C. que sufren el impacto orientalizante como brazaletes, útiles, puñales, etc. decorados con rosetas, palmetas, flores de loto, todos ellos de tipo orientalizante como los del tesoro del Carambolo, etc. este fuerte impacto lo notamos en Setefilla, Montoro, Carmona, Los Alcores, Cerro Macareno, Lebrija, etc. marcando todo el área tartésico, en todos estos lugares se produce un incremento de las riquezas y del desarrollo, pero este mundo no posee una cultura original, se ocupan de mantener su economía, no existe el urbanismo, sus aldeas o poblados son ricos económicamente, pero no culturalmente, existe mucho lujo, las casas suelen ser de planta circular u oval con zócalo de piedra, paredes de adobe y cubierta vegetal, cuando se produce el impacto orientalizante, estas casas pueden ser rectangulares, pero no son grandes mansiones, en Escacena tenemos una excavada que data del siglo VI a. C. y son muy parecidas a las casas típicas de la sierra, las estancias suelen ser paralelas con un patio trasero y tres estancias, el techo de viga y el suelo de barro apisonado con una techumbre de paja, esto denota algo de pobreza, pero en su interior el lujo predomina. Podemos ver que no hablamos de una gran civilización. Esto podría explicar por que los indígenas acogen a los colonizadores ya que estos les proporcionan los objetos de lujo que los nobles indígenas necesitan para demostrar su posición, esto es debido a que ellos no son capaces de generar estos símbolos de riqueza exterior. Este arte fenicio es aceptado y asimilado, para más tarde comenzar a imitarse aquí, pero este nuevo arte acusa gustos indígenas y surge el llamado arte colonial orientalizante o lo que es lo mismo los tartésico, esta cultura se manifiesta en todo, escritura, iconografía religiosa, etc. todo esto se debe a la influencia fenicia, no obstante algunos autores hablan de la permanencia indígena y es que el mundo tartésico en muy antiguo, esto casaría con las construcciones megalíticas del II milenio a. C., el área es muy extensa y se habla de un indigenismo básico que se remonta al calcolítico, otros la remontan al III  a. C. milenio que casaría con lo que Estrabón dice de los Turdetanos son descendientes de los Tartesios, con esto podemos hablar de una Tartessos colonial y de otra autóctona, pero esta claro que la que aparece en los textos es la Tartessos orientalizante, pero también tenemos el elemento indoeuropeo, los celtas, las fuentes antiguas nos lo confirman y posiblemente actúen como guerreros, estos se quedan llegando a formar parte de Tartessos, en cambio otros autores dicen que llegaron tras la caída de Tartessos, algunos piensan que son los propios indoeuropeos los que propiciaron la caída, todo esto sabemos que es incierto ya que no existió un estado Tartésico como tal, seguramente convivieron con los indígenas existiendo una mezcla paulatina ya que no encontramos muestras de episodios violentos,  a toda esta mezcla es lo que podemos llamar pueblo tartésico, esta amalgama varía según el grado de mayor  o menor permeabilidad o adaptabilidad de los indígenas, otros grupos se mantienen aislados en las serranías durante mucho tiempo y mantienen sus características etnográficas, lengua, cultura, religión, etc. En el siglo I d. C. los autores clásicos los reconocen como celtas puros y otros grupos aceptan la cultura indígena o la fenicia no siendo reconocibles por los autores clásicos ya que han perdido su identidad.

Cabe pensar que todo este gran desarrollo en Tartessos dio lugar a especializaciones como la guerrera que da lugar a una aristocracia militar céltica. La serranía de Ronda es conocida por Plinio como la céltica, estos se hacen dueños de distritos mineros que hace que asciendan económicamente y los fenicios entran en contacto con ellos, en algún momento algunos guerreros empezaron a ampliar sus dominios surgiendo poderes fuertes mediante clientelas (guerreros vasallos de otros guerreros) uno de estos casos puede ser Argantonio, su nombre parece de origen europeo Argón (plata) parece que la aristocracia celta guerrera da paso a un sistema de monarquía. 

Fuente: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex