¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

Economía en la Alta Edad Media



La economía no se contempla hoy igual que hace una década, Mitre y Cortázar coinciden en que es una economía cerrada y natural, esto procede de las fuentes históricas alemanas, era una economía muy primitiva que se había erosionada a causa de un colapso de los productos, un desastre económico y un descontento social, este desastre económico se produce por la llegada de los bárbaros que desestructuran la villa romana, cae la producción y se producen inseguridades, incendios, robos, etc. la falta de comercio no permite el desarrollo económico., existe un descontento social por que los esclavos abandonan las tierras y los campesinos sin tierras forman bandas y esto arruina económicamente la villa romana, todo esto unido a causas naturales como plagas, pestes, etc.  Por esto la economía de la Alta Edad Media es primitiva, cerrada y de autosuficiencia.
Pero desde hace una década esto es cuestionado ya que como puede ser que se eclipsaran las villas romanas del Norte y no las del Sur, en Al-andalus grandes dominios siguen en marcha, como puede verse afectada por una catástrofe una parte de la P.I. si y otra no. Ahora se dice que la economía de los núcleos de resistencia contra el Islam no es cerrada ni natural, aunque tampoco competitiva, es una economía compleja y dinámica, si Almanzor ataca constantemente estas zonas del Norte es por que económicamente no serían tan pésimas, según las fuentes árabes Almanzor siempre se retira con botines de la zona. En efecto no hay autarquía como decía Sambart, historiador alemán, tampoco hay una economía natural como decía Pirenne y Valdeavellano que la califican de esta manera por que no utilizan monedas para las compras, en efecto el reino Asturleonés no acuña monedas en la Alta Edad Media, pero es una economía compleja y dinámica por que hay intercambios mercantiles.
En la Marca Hispánica, Navarra y en el Reino Asturleonés se nombran los productos franciscos que son artículos francos procedentes del imperio carolingio, hay tres productos muy demandados: espadas francas, toallas y capas, armamento y textil, este comercio pone en contacto a los núcleos cristianos del Norte con el imperio carolingio, los núcleos del Norte hacen de intermediarios ya que muchos de estos productos  van a parar a Al-Andalus, des Al-Andalus también se comercia con el lejano oriente, los productos proceden de Irak llamados eirakos y de Grecia llamados greciscos, los de Al-Andalus son llamados mauriscos.
Los productos textiles conforman el comercio manufacturero, el intercambio de objetos textiles ha sido tan intenso que la mayoría de estos objetos en español antiguo tienen terminación árabe.
Otro objeto muy demandado son los esclavos, son capturados en el mundo eslavo y agrupados en Verdún, desde allí son llevados al Ródano, Barcelona y terminan en Al-Andalus, los mercaderes que intervienen en este comercio son principalmente judíos. Los productos de lujo se cambian por especies mediante el trueque in rem valentem en su valor. Las autoridades promocionan esta actividad económica, así Ramón Borrell conde de Barcelona, autorizó a los habitantes de los monasterios de S. Cugat a fines del X y principios del XI para que pudieran utilizar cualquier barco para pescar y traer mercancías. Al lado de este comercio de larga distancia también tenemos intercambios locales, donde las transacciones mercantiles son de primera necesidad, en el 911 ya tenemos un mercado local en Vic, 989 en Barcelona, a mediados del X en Sahagún, a fines del X en León o Zamora, de esta manera las ciudades comienzan a contar con barrios de extramuros (arrabales) como el de Santa María del Mar en Barcelona.
Todo esto unido a las rutas comerciales, reafirman el dinamismo económico. Existen dos grandes rutas comerciales en la Alta Edad Media:
La primera iba por Córdoba, Toledo, Zaragoza, Tortosa y Barcelona, los productos llegan a través del Ródano o por una ruta terrestre a Gerona y desde Barcelona se distribuía hacía Zaragoza, desde allí a Alcalá de Henares, Toledo y finalmente a Córdoba. Este eje hacía posible el intercambio de los productos franciscos, mauriscos y greciscos.  Muchas de las campañas militares de Almanzor eran sólo para garantizar el funcionamiento de estas vías de intercambio.
Una segunda ruta era la vía de la plata, está hace que prospere económicamente Zamora, que será el principal núcleo junto con León, desde Zamora se intercambian productos con Zaragoza y Toledo.
También tenemos una ruta costera utilizada en época romana, pero queda frenada y sólo mantiene esa función Tortosa, la ruta iba desde Gerona al corazón del imperio carolingio, en los documentos latinos es llamada vía de la mercadería
Junto a este dinamismo económico hay que hablar de la economía de trueque, el Reino Asturleonés no acuña monedas ya que utiliza otras monedas foráneas como el Dirhem moneda de plata procedente de Al-Andalus o el Dinar moneda de oro acuñada por Abderramán III, también puede que no se acuñara monedas por la escasez de plata en el reino Asturleonés, además acuñar monedas es más que una actitud económica, significa un programa político, el poder que emite moneda es un poder legitimado y el Reino asturleonés no esta legitimado frente a Al-Andalus, pero hay otra vertiente, la de los intelectuales llegados del norte que les dan la ideología de que ellos son los legítimos sucesores de los reyes visigodos, así desde el XI cuando la ideología neogoticista tenga repercusión en la economía, se acuñara moneda. Con todo esto en el plano económico hay un asunción de la legitimidad de Al-Andalus, pero sorprendentemente los documentos mencionan una moneda gallega el solidus galleganos, es de oro. La arqueología no ha podido verificar la existencia de estas monedas, serían unidades de cuentas, era una referencia de valor empleada como medida para los trueques.
Esta complejidad económica se evidencia en el auge paulatino de las ciudades. El área septentrional de la P.I. no estaba muy poblada, tras la decadencia visigoda la población se contrae, la arqueología y los pocos documentos nos hablan de una realidad humana que aunque modesta comienza a ser pujante, 2 serán los centros urbanos sobresalientes en los territorios de resistencia al Islam, uno es el territorio Astur Leones con centro en León y Barcelona en la Marca Hispánica.  La arqueología nos habla de la superficie interna de las ciudades en el siglo X, León tenía 20 h. y Barcelona 10 h. Pierre Bonnassie estima 150 habitantes por cada hectárea, León tendría 3000 habitantes y Barcelona 1500.
Siempre se cumple la característica urbana de la Alta Edad Media, primero una contracción de las ciudades con pocos habitantes y para una mejor defensa, la segunda característica en la reutilización de los materiales romanos para los nuevos edificios, estas construcciones nuevas son catedrales palacios episcopales, iglesias monasterios, santuarios, etc. que se levantan sobre las edificaciones antiguas. En la marca hispánica hay una mayor red urbana de ciudades que en el Reino asturleonés, la zona nororiental de la provincia fue muy urbanizada por los romanos, antes los griegos ya habían implantado factorías y ciudades mercantiles como Ampurias, Mataró, Tarrasa y Tarragona, de estás antiguas ciudades solamente se mantiene Ampurias que contaba con la presencia de un obispo que consolidó el establecimiento urbano, Mataró y Tarrasa desaparece junto con Tarragona que se encuentra fuera del dominio de los condados catalanes y quedó abandonada. Después sobresalen otros centros como Gerona, Vic, Urgel, pero el gran centro será Barcelona, el recinto se quedó pequeño y a mediados del X tenemos aglomeraciones fuera de las murallas como el arrabal de Santa María del Mar.

Estas ciudades contaban con un edificio singular llamado xenoduchium, especie de hospital y albergue, pero la función principal de las ciudades, dejando de lado Barcelona, es religiosa y militar, lo mismo ocurre en el Reino Asturleonés donde el principal foco fue León, junto a esta existen otras ciudades como Oviedo y Santiago de Compostela, son ciudades religiosas, la actividad mercantil y artesana está reservada para León. También tenemos otras ciudades como Sahagún, Burgos, Oporto, etcétera, a partir del último tercio del siglo X en León y Barcelona, la documentación que tenemos nos habla de tendas, son tiendas medievales, corporación de oficio,  obrador, es donde se trabaja y se venden los productos, el comprador está viendo cómo se hacen y después compra su producto.

Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Edad Media en España.

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex