¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

La Sociedad del Reino Visigodo en España



Sabemos que los godos están asentados en la península desde finales del V, pero no sabemos en que numero, un dato estadístico de la derrota de Valente en el 378 nos revela que eran unos 200.000 visigodos, pero los historiadores reducen la cifra de llegada a los 100.000, algunos investigadores como Thompson coinciden en esta cantidad, de estos un 10% era el ejército, unas 1500 familias aristocráticas, pero hay otros autores que dicen que son unos 180.000 o 200.000 como afirma Perez Puyol, por otro lado los yacimiento estudiados apuntan a la cantidad de 100.000, esta cantidad permanece casi inmutable debido a las calamidades y epidemias del VII, el resto de la población de la península son los hispano romanos entre 4 y 7 millones, estos y los visigodos colaboran y pelean hasta la unificación de Leovigildo en el tercer concilio de Toledo, se dan influencias culturales en ambos bandos que más tarde fueron borradas, tres eran las grandes diferencias, la primera era la religión arriana de los godos y la cristiana de los hispano romanos, la segunda era la propiedad agrícola, los visigodos llegaron como huéspedes con las Hospitalitas romanas, estos obtienen dos tercios de las propiedades hispano romanas, esto no fue del agrado de los hispano romanos, pero sabemos que este reparto no fue como en la Galia, existen controversias ya que no hay documentos que los afirmen, además en Hispania hay muchas tierras libres que pertenecen al fisco, los visigodos se apropian de ellas sin ocasionar muchos perjuicios a los hispano romanos, tercero la educación, el visigodo era un bárbaro de tradiciones ancestrales, no conocen el latín y los hispano romanos estaban inmersos en la cultura tardoromana. En el siglo VII estas diferencias habían desaparecido, pero estas dos comunidades no vivían solas, tenemos otras minorías como los Suevos que fueron independientes hasta la llegada de Leovigildo 585, a partir de aquí también estarán integrados en la sociedad, con los alanos pasará lo mismo, en el siglo VI llegaron bretones a Galicia que huían del ataque de los anglos y sajones, estos también quedan absorbidos dentro del nuevo reino, por último nos quedan los orientales, sirios y griegos, además de los judíos, estas tres minorías se dedican al comercio, de oriente traían telas de seda y lino, papiro, especias, objetos suntuarios, relicarios, cálices, etc. y estaban establecidos en ciudades portuarias bien relacionadas para el comercio como Tarrago, Cartago, Elche, Malaca, Hispalis, en Lusitania Lisboa, Ossonoba, etc. uno de los centros más importantes de este comercio estaba en Mérida, esta ciudad era una colonia importante de mercaderes, pero estos mercaderes al ser paganos no eran muy bien vistos por la iglesia, al lado de estos orientales están los judíos compartiendo el comercio, estaban romanizados, entre ellos tenemos ricos y pobres en competencia con los cristianos, ambos intentan aumentar sus seguidores ganando los cristianos, la primera política antijudía es la prohibición de la circuncisión, en los siguientes concilios se agrava esta política antijudía, los judíos son campesinos, artesanos y sobre todo mercaderes, al igual que los orientales viven en colonias dentro de las ciudades. Junto a toda esta amalgama de habitantes tenemos que sumar a los africanos que huyen del Norte cuando este es conquistado por Genserico en el 430, cuando más tarde penetran los árabes en África volvemos a tener otra emigración hacía Hispania, estos africanos traen consigo la cultura bizantina, arte, pensamiento religioso, etc. que permanece en la P.I.
La población hispano goda queda entonces dividida en dos grandes bloques en el 6 y 7, sobre todo en el 7, el primer grupo es el de los hombres libres privilegiados, estos tienen poder y riqueza, la sociedad se dividía tomando como referencia la libertad, dentro de los libres están los privilegiados que son la nobleza hispano goda, esta puede ser de sangre, de palacio o administrativa, la de sangre eran de ascendencia visigoda, pero tras el desarrollo de la administración, los reyes se rodean de una nobleza administrativa que obtiene muchos favores del rey, ambos nobles se les llama potentes, primates, seniores palati, optimates, etc. estos nobles nutren el Aula Regia y el Oficcium Palatinum, además ellos eligen al rey, entre ellos tenemos también a los obispos que desde el cuarto concilio del 633 acceden a la política del reino. Esta nobleza controla casi toda la riqueza del país, son poseedores de dominios extensos, las grandes propiedades alcanzaron un éxito rotundo, es ahí donde descansa el poder de estos nobles, pero todas estas tierras no servían de nada si no había campesinos para trabajarlas, por eso una gran propiedad se corresponde con las tierras y los habitantes campesinos, entre estos campesinos tenemos algunos de condición libre en pequeñas y medianas propiedades y en las ciudades también permanecen algunos, pero ninguno de estos libres son privilegiados. Los pequeños y medianos campesinos son llamados en los textos privati o possessores, pero la realidad de estos campesinos fue muy dura, a causa de la crisis, los conflictos bélicos, etc. estos libres no pudieron conservar durante mucho tiempo ni sus tierras ni su libertad, de esto se beneficia la nobleza ya que las grandes propiedades aumentan gracias a estas pequeñas y medianas explotaciones, el problema esta en que los grandes propietarios están libres de cargas fiscales y todas recaen sobre estos hombres libres, de ahí que la gran mayoría atosigado por las deudas tenga que deshacerse de sus propiedades, de esta manera también el estado carece de riquezas que se acumulan en torno a estos grandes nobles, los privati pasan de ser hombres libres a dependientes de estos grandes señores, otros se convierten incluso en esclavos debido a sus deudas, también tenemos los encomendados, estos últimos no venden las tierras, sino que las dona al señor y este se las cede en usufructo pero tiene que dar una décima parte de la producción al señor (diezmo), esto es un negocio para el señor ya que no paga nada y lo obtiene todo, en cambio el campesino lo pierde todo y además tiene que realizar trabajos gratuitos para el señor, otras veces estos possessores se convierten en colonos han vendido sus tierras que las ha comprado el señor, reciben una tierra del señor para explotar en las mismas condiciones que el encomendado, estos y los anteriores se convierten en bucellarios dependientes que pasan a formar parte de la clientela del señor, esto ocurre también en la nobleza que será clientela del rey son llamados Gardingos después serán los fideies regis, fieles al rey, lo importante de todo esto es que los privati pierden su libertad y son totalmente dependientes.

Por último nos encontramos a los no libres, son los esclavos o siervos, los que estaban en la ruina podían venderse para pagar sus deudas, además existían penas judiciales que obligaban a ello, la forma principal para llegar a ser esclavo era ser prisionero de guerra o por nacimiento, la esclavitud no se redujo en la época visigoda, había abundancia de esclavos, el cristianismo pedía la liberación de los esclavos, estos grupos de esclavos no eran cerrados ni homogéneos, sino que existían diferentes categorías, tenemos dos grandes clases que son privilegiados con respecto a los demás, estos son los personales del rey y los de la iglesia, los del rey son funcionarios que tenían grandes privilegios, podían tener otros esclavos, podían casarse, etc. estos no son los mismos esclavos que los del fisco, por otro lado los de la iglesia que tenía grandes propiedades de explotación agraria donde trabajaban estos esclavos, otros pertenecían a los obispos, en muchas ocasiones a la muerte del obispo eran liberados por el testamento del difunto que pretendía realizar una buena obra en sus últimos días, estos esclavos a pesar de ser liberados seguían trabajando para el nuevo obispo en calidad de dependiente, ya que la libertad sin medios de subsistencia nos les servía para nada (sabemos que el obispo Risimiro de Dumio libero a 500 esclavos en su testamento), este esclavo sería el Sub obsequian o in obsequium. Mediante este sistema los grandes propietarios aseguran el trabajo de las villas. Pero los esclavos normalmente llevan una vida durísima, ya que las condiciones técnicas eran precarias, tenemos muchas muestras de descontento entre los esclavos, esto lo vemos en la cantidad de esclavos furtivos de la época, existen muchas leyes para el castigo de los fugitivos, esta deserción en masa esta originada por las presiones a las que se ve sometido el esclavo, los colonos, encomendados y demás campesinos ayudan a estos esclavos fugitivos, se suelen esconder en las montañas o se mezclan con los pueblos satures o vascones, para evitar estas deserciones se endurecen los castigos, los señores recuperan la libertad de castigo físico y de poder judicial, pero estas medidas aumentan el numero de fugitivos, algunos de estos se mezclan con las bandas de salteadores bagaudas, con todo esto vemos un claro rechazo social al sistema y los caminos se vuelven inseguros. También tenemos minorías en el reino visigodo, estos son comerciantes orientales y judíos que tiene sus propios códigos.  

Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Edad Media en España

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex