¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

El Reino Visigodo I




Los visigodos penetran en la península en tres momentos históricos claves, el primero se produce durante el reinado de Valia (415-429), el segundo corresponde a Teodorico I (453-466) y el tercero a Eurico (466-484). Estos tres momentos históricos corresponden a la presencia de los visigodos en la Galia, lo que será llamado el reino de Tolosa, esta fase del V es de traslado del centro político de los visigodos desde la Galia hasta Hispania. El pueblo visigodo fue convencido por Honorio para establecerse en el Sur de Francia, fue un pueblo al servicio del I.R. esto contaba con el rechazo de dos reyes godos, Alarico y Ataúlfo, este último se refugió en Barcelona huyendo de los romanos, allí es asesinado y ocupa el trono Valia que al principio mantendrá una postura anti romana, este intenta llegar a África por Tarifa, pero es sorprendido por los romanos y tienen que volver a Barcelona, se da cuenta de que con esta política contraria a los romanos no le lleva a ningún lado, por lo que decide pactar y se convierte en un Pueblo federado del Imperio al cual se le encomienda la misión de expulsar a los Suevos y Vándalos de Hispania, derrota a los vándalos y los alanos, un pequeño grupo se refugia en el Norte de la península donde estaban los Suevos en la Gallaecia. Como Walia había cumplido con su misión, Honorio les concede el Foedus Hospitalitas en el 418, mediante el cual se autoriza a los visigodos a asentarse en el Sur de la Galia, con esto Walia se marcha de Hispania y establece su capital en Tolosa, este reino perdura unos 90 años, tras su caída surge el reino de Toledo. Con el Foedus se crea el primer reino visigodo, será un reino federado de Roma, pero a su vez con esto los romanos dejan de entregar alimentos a los visigodos, esto se hace mediante la Hospitalitas, los godos recibirán dos tercios de las tierras, esto ira en detrimento de los galo romanos, pero no será para tanto ya que muchas tierras estan abandonadas y otros pertenecen al imperio, además solo los nobles tendrán estos derechos y el resto del pueblo godo no, con esto los romanos dejan de mantener a los visigodos y los asientan en el sur de la Galia como aliados, desde entonces los visigodos serán el brazo derecho de Roma, lucharán contra los bárbaros de la península y contra los bagaudas (bandas de hispano romanos arruinados que están fuera del sistema y ponen en peligro a los grandes propietarios de la nobleza hispano romana, se dedican al pillaje y a los saqueos). Tras la marcha de Valia a Tolosa, en Hispania, solo quedan los suevos y los vándalos Asdingos, estos se enfrentan continuamente, los vándalos son superiores en numero y hostigan a los suevos, estos a su vez tienen la hegemonía sobre los hispanos romanos asentados en el territorio, el I.R. envía tropas para solucionar esta situación, estos soldados se apoyan primero en los suevos y en los nobles hispano romanos, como consecuencia de esto los vándalos pierden su hegemonía y su opción es marcharse de Gallaecia , se dirigen a la Bética conquistando Sevilla y Cartagena, en esta última aprenden las técnicas de navegación, estas estaban prohibidas enseñarse a los bárbaros, más tarde flotaron una escuadra contra las Baleares, las cuales saquean, el peligro de esto será enorme, ya que han llegado al Mediterráneo, Honorio manda su ejército para enfrentarse a ellos y en el 422 ya lo tenemos cerca de Sevilla donde se acorrala a los vándalos al frente de su rey Genserico, este asustado pensó en pactar con los romanos, pero el general romano no lo considero necesario y cargo contra los vándalos, recibiendo los romanos una gran derrota, esto fue muy duro para Roma, el rey vándalo comprende que su seguridad en la península es muy precaria, por lo que toma la decisión de marcharse al Norte de África, para ello prepara una flota en Gibraltar y en el 429 conquista el Norte de África, para el traspaso de los vándalos al continente africano, Genserico realizó un censo de población para saber la cantidad de buques que serían necesarios para el transporte, se estima en unos 80.000, este dato es bastante útil ya que no es un dato de guerra o de propaganda, no había motivo alguno para falsear los datos ya que se trataba de un cálculo para el transporte. En la península, ya solo nos queda un pueblo, los suevos, estos aprovechan el abandono de los vándalos de la península y el desastre de las tropas romanas unido a la muerte de Honorio, para lanzarse a la conquista de la península, dos reyes serán los responsables de la máxima expansión de los suevos, Rekhila 441-448 y Rekhiario 448-456, el primero será un rey bárbaro no cristianizado, este sin rivales se lanza sobre Lituania y la Bética, conquista Mérida y Sevilla, esta expansión se completa con su hijo Rekhiario, pero este no supo culminar la obra de su padre, al principio todo parece suponer que serán los nuevos dueños de la península, ya que se convierte al catolicismo y esto abría esperanzas de convivencia con los hispano romanos, pero este rey comete varios errores debido a su juventud e inexperiencia, se pone en contacto con Teodorico I y se casa con una princesa visigoda, de regreso a la península realiza una campaña inoportuna de saqueo en la Tarraconensis, esta provincia esta bajo el mando total de los romanos y hábitat de grandes terratenientes hispano romanos, por lo que se considera una provocación directa a Roma, además a esto se une su alianza con los bagaudas, estos aprovecharon la ocasión para asolar el valle del Ebro con su jefe Basilius, mataron a toda la población de Tarazona firmando su enfrentamiento irreversible con las tropas romanas, Roma sale de la dificultad en que se encontraba y es elegido emperador Valentiniano, este envía a un general Aecio para erradicar el peligro de Hispania, cuando las tropas romanas llegan a la provincia, los suevos se estancan en su expansión, pero en el 455 Valentiniano III mato a Aecio y el mismo fue asesinado más tarde, esto abre un periodo de eclipse del I.R. los próximos emperadores serán títeres de los pueblos bárbaros.
Esta situación es aprovechada por Teodorico II que apoya el nombramiento de un nuevo emperador, con el respaldo de este, Teodorico II se lanza a la conquista de Hispania con la excusa de parar la expansión de los suevos, conquista Braga capital de los suevos en Portugal donde realiza pillajes y matanzas, libera Sevilla y Mérida, todo parece indicar que se iba a iniciar la conquista definitiva de Hispania por los godos, pero otro jefe bárbaro de Italia, nombra a un nuevo emperador Maxoriano 457, con esto Teodorico II decide regresar a la Galia para no perder sus territorios en la misma, pasados unos años se firma un acuerdo entre ambos para continuar la pacificación y en esta campaña participa el propio emperador, Teodorico II pacifica el Sur de Hispania y el emperador se encarga de la conquista de la Cartagenensis, prepara un flota de 300 naves para atacar a los vándalos del N de África, pero estos se adelantan al emperador y destruyen la nueva flota, el emperador regresa a Roma y al año siguiente es destituido. Por otro lado Teodorico II controla el territorio de los suevos en la P.I. hasta la llegada de Eurico que tras el último emperador de Occidente en el 476 queda libre de sus obligaciones con el imperio, este rey pública un código germano para el pueblo visigodo y se dedica a expandir el reino de Tolosa por el Norte y por el Sur, por el Sur llega hasta Arlés que era la prefectura romana del imperio en la Galia y Marsella, por el Norte llega hasta el Loira donde se encuentra con un general que domina un territorio independiente Siagrio, este estado es respetado ya que sirve de tapón para los francos que están en una época muy dinámica, por lo tanto tenemos en la Galia a los francos, visigodos y a Siagrio, pero Eurico también se expande por Hispania donde acabarán asentándose tras sus problemas con los francos.

Con Eurico el reino de Tolosa se hace autónomo, este rey emprende una profunda política, quiere ser el continuador de la política de Roma en el Mediterráneo Occidental, amplia su reino por el norte hasta el Loira y por el sur se expande hasta la P.I. esta expansión por la península toma dos direcciones, una hacía la Tarraconensis y la otra hacía el valle del Guadiana con cabecera en Mérida, pero esto será una actuación secundaria en los intereses políticos de Eurico, sus verdaderas intensiones son las de dominar la Galia y con ello el Mediterráneo Occidental, toma Tarraconensis y parte de Lusitania, también se adueña de Mérida en el 468, los Suevos se retiran a Gallaecia, en Mérida deja una guarnición que denota una voluntad de permanencia para proteger el territorio, este destacamento tiene claras instrucciones de llevar una convivencia pacífica con los católicos hispano romanos de Mérida, esta armonía se traduce en las obras públicas de la ciudad, se restauran las murallas y se rehabilita el puente. Eurico en la Galia tendrá otra pauta diferente, hostiga a los romanos católicos para que se conviertan al arrianismo, esta diferencia entre Hispania y la Galia, quizás es debida a la debilidad militar de Hispania. Poco después conquista la Tarraconensis en el 462, su ejército se divide en dos, uno penetra por el Pirineo Occidental y el otro por el Pirineo Oriental, con esto controla el valle del Ebro y el valle del Guadiana, de esta manera Hispania queda bajo el reinado de Tolosa, por esto se le puede considerar el primer rey visigodo de Hispania. Más tarde Eurico edita un código escrito basado en las leyes orales visigodas, de esta forma se constituye el sueño de Alarico I de dominar el occidente mediterráneo.  


Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Edad Media en España

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex