El Libro Egipcio de los dos Caminos


El Libro de los dos Caminos
Se trata de una obra funeraria muy antigua, que se encuentra escrita en jeroglíficos cursivos sobre ataúdes de la undécima y duodécima dinastía, de los cuales se pueden ver muchos ejemplos en el Museo Británico. El objeto de la obra es proporcionar a las almas de los muertos una guía que les permita, cuando salgan de este mundo, hacer un viaje exitoso a través del Tuat, el Otro Mundo o Tierra Muerta, Región donde Osiris vivió y gobernó sobre los muertos benditos. El trabajo describe los caminos que se deben recorrer, nombra los lugares donde los guardianes le esperan, y suministra al difunto las palabras poderosas y mágicas que debe pronunciar cuando este en dificultades. La morada de los muertos bienaventurados podía ser alcanzada por el agua o por la tierra, y el libro proporciona la información necesaria para viajar allí por cualquier ruta. Las secciones del libro a menudo van acompañadas de viñetas de colores que las ilustran y sirven de mapas de las diversas regiones del Otro Mundo, describen las posiciones exactas de los arroyos y canales que hay que cruzar y el horrible país de fuego abrasador y agua hirviendo en el que fueron destruidos los cuerpos, las almas y los espíritus de los impíos.

THE LITERATURE OF THE ANCIENT EGYPTIANS
BY
E.A. WALLIS BUDGE

El conocimiento: Niveles del saber humano


EL CONOCIMIENTO: NIVELES DEL SABER HUMANO   

1. La epistemología:

-                     La epistemología es la rama de la filosofía que se ocupa de analizar en qué consiste el conocimiento y de determinar cuál es su origen, el método para obtenerlo y sus límites.
-          
-                     En todas las épocas ha habido pensadores que se han ocupado de la epistemología, convirtiéndose en el elemento central de la filosofía a partir del siglo XVII por dos motivos:
-          
-         La importancia de las ciencias naturales (en ese momento histórico, la física alcanza su mayoría con Newton). Se hacía necesario determinar epistemológicamente el por qué de la eficacia e infalibilidad de dichas ciencias.
-         La consideración de la epistemología como ciencia base de las demás. En efecto, la filosofía de la época comprendió que, antes de investigar algo, tenía que averiguarse si era posible, desde un punto de vista abstracto y a priori, llegar a lo que se quería conocer, pues si nuestro objeto de conocimiento está más allá de nuestros medios es inútil comenzar dicho proceso de investigación.  

2. Concepto de conocimiento:
Conocimiento: es una “creencia” de la estamos seguros pero que, además, es demostrable, podemos probarla objetivamente, es decir, dando razones. (2 x 2 = 4. Esto es cierto, pero si no sé justificarlo racionalmente sólo será un acierto casual, no verdadero conocimiento).
3. Tipos de conocimiento. El conocimiento teórico:

Desde la antigüedad se distinguen dos tipos de conocimiento:

a) Teórico: el adjetivo teórico proviene del griego theorein, que significa ‘contemplar’. Para Aristóteles y otros filósofos, el conocimiento teórico consistía en el saber producto de la contemplación desinteresada y al mismo tiempo placentera.
El conocimiento teórico es una percepción o captación de la realidad por la que sabemos cómo es esa realidad, por qué es así y que ocurrirá en el futuro. Visto así, el conocimiento teórico aglutina tres acciones: describir, explicar y predecir:

-         Describir: supone constatar y analizar lo que ocurre en la realidad y señalar sus características. Ejemplo: hoy la lluvia a dejado 25 l/m2 .
-         Explicar: consiste en descubrir las causas por las que ocurren las cosas, lo que nos permite comprender por qué son así y no de otra manera. Ejemplo: las lluvias caídas se deben a la existencia de un frente frío que entra por el oeste de la Península.
-         Predecir: es anticipar lo que ocurrirá. Una vez que sabemos cuales son las causas de un fenómeno, podemos saber que volverá a producirse si se dan tales causas o condiciones. Ejemplo: si vemos que un frente frío se acerca por el oeste podemos predecir que lloverá.
El conocimiento teórico tiene como fin obtener la verdad. Si lo descrito no se corresponde con la realidad, si lo explicado no recoge las causa verdaderas de los fenómenos o lo predicho no ha sucedido, no podemos hablar de conocimiento, pues para que éste exista deber ser verdadero. Aquí comienza el gran problema de la filosofía epistemológica: determinar qué es la verdad y reconocer la verdad de nuestros conocimientos. 
b) Práctico: no es un explicación o descripción de la realidad, sino que es el conocimiento que se manifiesta en nuestra acciones, en nuestro actuar diario, ya sea cuando producimos bienes, cuando creamos obras de arte, cuando llevamos a cabo actos que implican un determinado valor moral (bueno o malo). Es por tanto un saber hacer  en todos los ámbitos de la acción humana. Algunas de sus manifestaciones será estudiadas más adelante.

4. Las Formas del conocimiento:

Expuesto el concepto de conocimiento, se ha de analizar las distintas formas en las que el saber se manifiesta. Ante un mismo hecho es posible encontrarse con distintas interpretaciones o explicaciones del mismo, que se diferencian por su nivel de racionalidad que depende, a su vez, de su grado de justificación, sistematización y capacidad crítica. Podemos distinguir las siguientes formas de conocimiento:

a) El mito: es el conjunto de narraciones imaginarias y tradicionales que explican la realidad o una parte de ella. Para ello el mito recurre a la intervención de dioses, u otros personajes legendarios (seres mitológicos o héroes, como el  minotauro o Ulises).

La mitología da una respuesta total a los problemas y preguntas más inquietantes y fundamentales que preocupan al ser humano sobre el origen del mundo, del propio hombre, de la civilización y sus instituciones, sobre la muerte y el más allá, los dioses, etc. Pero los mitos son algo más que una respuesta a tales cuestiones, forman un componente cultural básico de las sociedades, porque contribuyen a diferenciarlas de otros pueblos con mitos diferentes. Ello, no obstante, no nos impide establecer unos rasgos comunes a los mitos de las distintas culturas:

-         Utilizan personajes de leyenda, como dioses, héroes y las fuerzas de la naturaleza son personificadas (antropomorfismo) y divinizadas, lo que permite una explicación comprensible de los fenómenos naturales porque su causa está en la voluntad y acción de los dioses (p.e. la primavera es el regreso de Perséfone al Olimpo).

-         Son relatos fantásticos, no racionales. Los mitos no explican la realidad mediante leyes que puedan demostrarse ya que, como se ha dicho, las cosas dependen de la voluntad caprichosa de los dioses, lo que lleva a la arbitrariedad.

-         Los mitos de un cultura forman un sistema. En efecto, el hecho de que no sean conocimiento en sentido estricto por no dar respuestas racionales, no impide su carácter sistemático porque se encadenan unos con otros para dar una explicación total y general a la realidad.

-         El autor del mito es desconocido y colectivo.

-         Tienen carácter tradicional.

-         No tienen talante crítico.

b) El conocimiento ordinario: tenemos un conjunto de conocimientos útiles para la actividad cotidiana, sin que procedan directamente o previamente de la ciencia. Sabemos como cocinar ciertos platos, como hacer casas o fabricar objetos. Ha este tipo de conocimiento lo denominamos ordinario, sabiduría popular, sentido común, etc. Abarca desde cuestiones generales y básicas (sabemos que el fuego quema), hasta cuestiones más concretas (sabemos tocar la guitarra).

El conocimiento ordinario es el conjunto de creencias, técnicas o hábitos, más o menos justificables (demostrables) racionalmente, que se transmiten por tradición o que son producto de nuestra experiencia personal y cuyas características son las siguientes:

-         Racionalidad variable: no suele explicar las causas de lo que ocurre y cuando lo hace las explicaciones son incompletas.

-         Carácter acrítico: los conocimientos de este tipo, se suelen aceptar sin más, sin someterlos a revisión crítica. Ello nos lleva a dar por buenos los errores de generaciones pasadas.

-         Es asistemático: los conocimientos ordinarios no forman un sistema coherente, puesto que no están conectados unos con otros, de hecho encontramos contradicciones importantes ("a quien madruga Dios le ayuda" "no por mucho madrugar amanece más temprano").

-         Carácter práctico: el conocimiento ordinario trata fundamentalmente de cómo actuar en la vida cotidiana y no tanto de cómo son las cosas.

c) La filosofía: La filosofía es una forma de saber humano caracterizada por ser:

-         Racional: la filosofía surge como 'paso del mito al logos (razón)', lo que supone abandonar las explicaciones de lo que ocurre basadas en la arbitrariedad derivada de la actuación caprichosa de unos dioses. La filosofía es racional porque, no sólo describe la realidad, sino que trata de descubrir por qué las cosas son de una determinada manera, es decir, busca sus causas mediante demostraciones y reflexiones conscientes.

-         Sistemática: la filosofía es un sistema, es decir, un cuerpo interconectado de conocimientos ordenados que explican toda la realidad sin incoherencias internas.

-         Crítica: la filosofía no se conforma con aceptar las respuestas que encuentra, sigue preguntándose, revisando, comprobando y rechazando, si es preciso, sus propias explicaciones.

d) La ciencia: tiene carácter sistemático , talante crítico y por tanto racional. Además, se define por su neutralidad y su seriedad al abordar los problemas, siendo su principal nota diferenciadora el método que utiliza para establecer sus conclusiones sobre la realidad.

-         Clasificación de las ciencias:
Empíricas: procede de la observación y la experiencia. Este tipo de ciencias nos habla de los hechos del mundo y podemos dividirlas, a su vez, en otros dos subtipos:

         Naturales: se ocupan de la realidad natural (física, química,            biología...).
Sociales o Humanas: se ocupan de la realidad social y humana (sociología, historia, economía...).

Estas ciencias utilizan un lenguaje natural, diremos que la verdad de los enunciados de estas ciencias, como se refieren a hechos del mundo, dependerá de que lo que se enuncia suceda realmente en la realidad.  Por tanto, debemos experimentar para comparar los resultados obtenidos con los enunciados.
 
Formales: no se ocupan de los hechos que ocurren en el mundo, es decir, no afirman o niegan nada de lo que en él sucede, sino que se ocupan de relaciones entre símbolos.  No tienen contenido empírico, luego no se basan en la experiencia ni en la observación.  A ellas pertenecen las matemáticas y la lógica.

Tanto las matemáticas como la lógica utilizan un lenguaje formal (x + y = 6), es decir, utilizan símbolos que no tienen significado propio, siendo lo único importante para ellas que las operaciones realizadas sigan las reglas establecidas en el sistema.  Como puede comprobarse en el ejemplo expuesto x e y son símbolos vacío de significado, no se refieren a hechos o sucesos del mundo.

Por último diremos que, al no referirse a hechos, la verdad de los enunciados de estas ciencias no puede ser confirmada o rechazada por ningún hecho, sino que depende de la coherencia de ese enunciado con el resto de enunciados del sistema. 

Fuente: Universidad Popular, apuntes de J. Ossorio

Factores de la romanización de Hispania II

La ciudadanía:
Este será el tercer gran factor de romanización. Nos tenemos que preguntar como Roma que era una ciudad estado llegó a formar este imperio y como se mantuvo durante tanto tiempo, las circunstancias para ello fueron muchas, pero tenemos una que fue fundamental, el concepto de populus, desde los orígenes Roma no hace de esto un concepto étnico, sino político, este pueblo político está formado por sujetos que tienen unos derechos y obligaciones, con este punto de vista se pueden traspasar muchas fronteras, cuando se van conquistando los pueblos, estos no quedaran siempre como vencidos, sino que pueden llegar a formar parte de Roma y tener los mismos derechos que su conquistador, esta es la gran diferencia que existía con Atenas, esta no ofrecía nada a cambio, por el contrario Roma ofrecía la ciudadanía, esto no se penso de esta manera, será una situación que ocurre con el tiempo y por las circunstancias, los romanos sabían que no podían mantener un imperio tan grande y durante tanto tiempo por la fuerza con pocos soldados, ya que cada vez es más grande y hay menos soldados romanos para cubrir el territorio, de ahí que surja esta opción de la ciudadanía, pero esta tampoco es impuesta, es más en la república sabemos que eran reacios a ella y con el imperio aunque exista un auge en estas ciudadanías, estas no se concederán a lo loco, la ciudadanía concedía muchas ventajas, están exentos de muchas cargas y pueden disfrutar de las ventajas jurídico políticas, por estas razones la ciudadanía es deseada, pero no todo el mundo conseguirá esta ciudadanía, primero hay que romanizarse y después tienen que ser interesante para Roma concederte esta ciudadanía ya que no es gratis, se realiza por razones estratégicas y políticas, se amplia la clientela y apoya la política de Roma en los territorios conquistados, el primer caso de ciudadanía en la P.I. lo tenemos en el –211, se trata de un Ibero, al principio son pocos, pero con la llegada y permanencia de los grandes cargos militares aumentarán debido a que estos se convierten en clientes del cónsul, pretor o general. En época imperial el mayor porcentaje de ciudadanía lo encontramos en la Bética, antes con Cayo Mario el senado ya ofrecía la posibilidad de conceder la ciudadanía a tres personas de cada ciudad, esto es utilizado por Mario para reforzar el ejército y como premio se le entrega la ciudadanía, va más allá de lo que le concede el senado, esta practica se legalizó con la lex Julia, al principio son a título individual, pero más tarde se concederá a núcleos enteros, esto se consigue elevando el estado jurídico de la ciudad, estas están escalonadas en escalas jurídicas, si se sube en la escala se le puede llegar a conceder la ciudadanía, estas medias se toman en tiempos de Cesar, Augusto continuará su política, todo esto sentará las bases del imperio, estas ciudades se convierten en municipios cosa que antes solo ocurría en Italia, Cesar piensa que hay que aumentar la base de los elementos dirigentes del imperio, hacen falta más romanos para controlar el imperio, una vez cumplidos los requisitos, que tengan una buena base romana, que sean leales a Cesar y que ya existan súbditos romanos, esto es una medida política muy inteligente, crea un nuevo concepto de estado romano, se da cuenta de que los territorios conquistados tienen que formar parte del estado romano, pero no serán políticamente iguales, solo se crearan islotes de ciudadanos romanos dentro de los territorios, esto facilita el control y la explotación de los recursos, no se pretende que todos sean romanos. Estos nuevos romanos serán también la base para nuevas reclutaciones, además proveen los elementos civiles para la administración que se comienza a construir con Cesar, en Hispania hay un 20% de núcleos privilegiados que obtienen la ciudadanía y además están bien localizados, la mayoría en la Bética, en otras provincias serán menos, dependiendo de los intereses romanos.
La administración:
Otro elemento de romanización será la administración: El primer elemento que tenemos de esta administración es la disposición bipartita de las provincias, la situación del –206 marca una tendencia, como frontera se fija un accidente geográfico algo más al sur de Cartago, en el –197 las dos provincias reciben la orden de fijar la frontera en el río Almanzora, esta frontera en la costa será muy nítida, pero a medida que se introduce en el interior la línea se va difuminando, después de las guerras celtíberas lusitanas sabemos que se envían 10 senadores para encauzar los problemas en la P.I. una de sus funciones sería la de delimitar las fronteras, esta se fija en Sierra Morena se dirige a Toledo, Ávila y de ahí a los Pirineos, esta división es perdurable, con Augusto se modifica y se crea una provincia más, Lusitania, en cada provincia tenemos una capital, pero esta capitalidad será ejercida casi solo en invierno ya que las tropas siempre están en movimiento, la provincia de Citerior cambia su nombre por la Tarraconensis con capital en Tarraco. En esta época no tenemos mucha administración, esta comienza a dar sus primeros pasos con Cesar, sabemos muy poco sobre el equipo del gobernador, sabemos que contaba con un cuestor para las finanzas, pero que podía realizar las funciones del gobernador en su ausencia, tenemos tribunos militares, un cortejo de civiles amigos y consejeros del gobernador, también subalternos, escribas, aguaciles, pregoneros, lictores, guardias, etc. las competencias del gobernador no son precisas, gobierna la provincia pero no la administración ya que no hay administración, sus competencias son atender los asuntos militares, impedir levantamientos, etc. conseguir en definitiva que el territorio acepte la explotación romana, el fisco y la aduana no son competencias estatales, estas competencias son arrendadas o vendidas a personas privadas, pero el gobernador tiene que terciar entre los pagadores y los recaudadores, allanar el camino a las recaudaciones de impuestos. Las provincias pueden seguir funcionando con sus sistema administrativo jurídico, con el tiempo y las relaciones van surgiendo nuevas normas aplicables a las provincias, estas normas emanan del gobernador mediante los edictos, estos expresan los criterios que regirán bajo su mandato, es posible que existiera un edicto universal aplicable a todas la provincias, aunque cada gobernador lo concibe como quiere, frente al gobernador no hay defensa posible ya que él es el máximo responsable del gobierno y no se puede recurrir a una autoridad superior, en época imperial esto cambiara y los emperadores mandaran directamente. Nos interesa conocer las relaciones del gobierno de Roma con sus Súbditos, tenemos que tener presente que la provincia es un conglomerado político social heterogéneo que consta de las formaciones indígenas, circunscripciones de creación romana y formaciones autóctonas dotadas de privilegios administrativos. Durante el periodo de la república e imperial, la administración romana tendrá gran capacidad de adaptación, esta nace de la precariedad y tienen que echar mano de lo que hay. De esta manera la administración romana no suprime las instituciones indígenas por que por medio de ellas puede gobernar, recaudan tributos, realizan levas, etc. pero hay una tendencia a que queden incluidas en una estructura urbana para un control más efectivo. Esto no es fácil ni rápido de conseguir, al final de la república no esta totalmente logrado.
Hay agrupaciones indígenas en el Sur y el Este que tienen una estructura urbana, pero en el Norte es diferente, son agrupaciones que enmarcan una entidad social que sobrepasa el marco de la ciudad, es una civitas, unidad territorial más o menos dispersa que pueden no tener un núcleo urbano, pero son unidades administrativas. Roma intentará que estas civitas adopten un marco urbano para controlarlos mejor. Las fuentes nos hablan de la existencia de la monarquía indígena, a fines de la república se establece una colaboración obligada entre Roma y los reyezuelos que sirven a Roma para controlar los territorios, donde no hay reyes las fuentes nos hablan de oligarquías y en otros lugares de magistrados populares, Roma implanta el sistema político jurídico que es el más antiguo elemento de romanización por que las circunscripciones cimentan la unidad social, además el gobernador es un vínculo entre la administración de Roma y los ciudadanos.
La construcción de vías:
Otro factor de la romanización es la construcción de vías, pronto se entrega Roma a esta tarea, en ocasiones con fines militares, pero estas serán arterias para la romanización, a fines de la república tenemos una red muy desarrollada, una de las vías famosas será la vía hercúlea que existe antes del –134 y se extiende desde el Estrecho de Gibraltar al Ródano, es una vía donde esta funcionando el comercio. También tenemos vías secundarias entre el Pirineo y Tarragona donde se encuentran los milicianos, las vías del Norte se construyen coincidiendo con las guerras cántabras, serían vías largas y difíciles. Otra vía sería la vía de la Plata, que nunca se ha llamado así, es un error de traducción, es una vieja vía de comunicación natural entre el Norte y el Sur. Cesar también juega su papel en la construcción de vías, desde Xátiva construye un ramal hasta Cástulo, Córdoba, Hispalis y Gades. Augusto construyó más de 2.000 kilómetros de vías romanas en la P.I., para los emperadores es fácil construir más vías ya que siempre cuentan con la mano de obra militar. El territorio queda comunicado, esto favorece la romanización.
El uso del latín:
La lengua es otro factor de romanización, las tropas que sirven en el ejército romano aprenden el latín y lo difunden entre los indígenas, en el –171 ya tenemos hispanos que entendían y hablaban el latín por que hubo una delegación que en Roma se quejó del comportamiento de los gobernadores romanos. En el –127 tenemos a numantinos que hablan el latín, algunos conversaron con Graco, además conocían la escritura latina. En la Bética el latín fue pronto de uso corriente, en el –74 había indígenas como un grupo de Córdoba que ya componían poesías en latín. En la época de las guerras civiles algunas ciudades como Córdoba, Tarraco, Hispalis se hablaba latín. Según Estrabón a fines de la república todos los turdetanos hablaban latín. En el –45 el latín se implanta oficialmente en la P.I., esto lo sabemos por que desaparece el bilingüismo en las monedas, también los indígenas comienzan a escribir su lengua con caracteres latinos, se asume el latín y se olvida la lengua indígena, esto equivale a asumir y aceptar la nueva cultura que llega, la aculturación definitiva viene de la adopción de la lengua.



El comercio:
También el comercio es un factor de romanización.

Todos estos factores influyen en la transformación de la población de la P.I. y a final de la Alta Edad Media la población termina por romanizarse, aunque la romanidad no es igual en todos los lugares. 


Fuente: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex